Por negocios o por placer, muchas veces tenemos que tomar un vuelo. Al hacer esto, no estamos pensando en que el transporte aéreo se produce a más de 10,000 metros de altitud.  A mayor altitud, la presión del aire disminuye, y por ende, el oido está más propenso a ser lastimado.

En el interior del oído, la presión iguala al cuerpo. Cuando la presión de la cabina baja súbitamente, se genera una alternancia de presión entre el oído medio y el exterior. Esto bloquea la trompa de Eustaquio y genera una molestia auditiva llamada barotrauma. Cuando esto sucede, el pasajero puede notar una fuerte presión en el interior del oído y a veces dolor.

Sabemos que no puedes dejar de volar, entonces… ¿cómo podemos evitar estos problemas? Recomendamos lo siguiente:

  • Bostezar, masticar, tragar algo de comida o beber pequeñas cantidades de líquidos durante el despegue y el aterrizaje para movilizar los músculos de la masticación y la deglución.
  • Tomar aire y soplar suavemente con la boca y la nariz cerradas.

¿Sigue sintiendo molestia en tus oídos después de un vuelo?

En el Centro de Audición México contamos con especialistas que te guiarán de forma oportuna el aparato y tecnología que necesitas, ya sea de forma preventiva si es que has sentido que pierdes poco a poco la audición o si crees que necesitas ayuda profesional en caso de que sea nula.

No pierdas tiempo y llámanos; estamos para servirte y ayudarte. ¡También puedes realizar nuestro test de audición!

contacto@audicionmexico.com

Tels. (55) 6550 9896 • (55) 3412 6772

 

WhatsApp chat